Novedades

14 noviembre 2011

Prevención y cuidado de afecciones en el sistema linfático

Entre el 10 y el 12 de noviembre se realizaron charlas abiertas y gratuitas en el hotel Intercontinental. La actividad tuvo lugar en el marco del 3º Simposio Mundial de Avances en Flebología y Linfología, que organiza la División División Flebología del Hospital de Clínicas de la UBA junto a otras prestigiosas entidades educativas nacionales e  internacionales.

En el marco del 3º Simposio Mundial de Avances en Flebología y Linfología, que reúne a los más destacados profesionales en medicina vascular, se brindaron una serie de charlas abiertas para brindar información sobre la prevención y el cuidado de afecciones del sistema linfático y de los miembros inferiores, como el linfedema, las várices y las úlceras venosas.

Las charlas, destinadas a toda la comunidad, fueron libres y gratuitas y se llevaron a cabo el sábado 12 de noviembre a las 17.30 horas en los salones Dalí, Miró y Soldi del Hotel Intercontinental (Moreno 809 – CABA).

El 3º Simposio Mundial de Avances en Flebología y Linfología, es un destacado encuentro profesional organizado por la División Flebología del Hospital de Clínicas de la UBA, junto a otras prestigiosas entidades educativas nacionales e  internacionales, entre las que resaltan: Stony Brook University – New York – USA; Pontificia Universidad Católica Argentina; Universidad del Salvador – Buenos Aires; y Pontificia Universidad Católica – Porto Alegre – Brasil.

 
El Linfedema es una afección que generalmente obedece a una insuficiencia en el sistema linfático, trae como consecuencia el aumento del volumen de las extremidades, en forma completa o parcial y puede encontrarse ligada a la obesidad y el sobrepeso. El paciente que convive con esta enfermedad ve muy afectada su calidad de vida debido a que el avance de la enfermedad trae consigo importantes dificultades motrices. Por su parte, las enfermedades venosas como las úlceras o las várices deben ser tratadas adecuadamente, debido a que la mala cicatrización de las mismas puede traer severos trastornos circulatorios.